Oda a la juventud.

toluca

 

Adam Mickiewicz.

Polaco.

 Sin corazón, sin alma, pueblos, sois esqueletos.

¡Oh juventud! ¡Dame tus alas!

Por encima del mundo fenecido,

Quiero subir al paraíso de la ilusión,

En donde el entusiasmo hace milagros,

Agita la flor clara de lo nuevo

Y viste de esperanza los dorados colores.

Que aquel a quien la edad ha obscurecido,

Al bajar la surcada frente al suelo,

El círculo de mundo sólo vea,

A donde su mirada torpe alcanza.

¡Oh, juventud! Levanta

Sobre la altura el vuelo tu mirada,

Como el sol, penetre

La inmensa humanidad, de parte a parte.

Mira hacia abajo, donde la niebla eterna cubre

Un espacio indolente, lleno de turbias aguas:

¡Es la tierra!

Sobre las cadavéricas linfas arrastrarse

Un reptil con su concha.

Barco, timón y vela de sí mismo,

Persiguiendo a otros ínfimos reptiles,

Ya se eleva o se pierde entre las aguas;

Las olas no lo alcanzan ni él alcanza las olas

Y de pronto revienta como un globo en las rocas.

Nadie su vida supo, nadie su muerte sabe.

¡Es, mira, el egoísta!

¡Juntos, juntos, oh jóvenes amigos!

La ventura del hombre es el fin que anhelamos.

Potentes por la unión, cuerdos por la pasión.

¡Juntos, juntos, oh, jóvenes amigos!

También aquel que cae en la lucha es feliz

Si con su cuerpo a otros un peldaño les brinda

Hacia la ciudadela de la gloria:

¡Juntos, juntos, oh, jóvenes amigos!

Aunque abrupto y pendiente es el camino,

Aunque violencia y debilidad la entrada impiden,

Violencia con violencia rechacemos

Y aprendamos de jóvenes a vencer la flaqueza.

Quien en su cuna supo decapitar la hidra,

De muy joven centauros estrangula,

Al infierno sus víctimas arranca,

En pos de los laureles llega al cielo.

Alcanza tú donde no alcanza el ojo,

Quiebra lo que la mente de los hombres no quiebra:

¡Juventud! En tu vuelo hay el poder del águila

Y es lo mismo que un rayo poderoso tu brazo.

¡Ea! ¡Hombro con hombro! Con cadenas comunes

Rodeemos la esfera del planeta.

Disparemos a un solo punto los pensamientos.

También a un solo punto las almas disparemos.

Conmueve tus cimientos, oh, mundo, y adelante.

Sobre nuevos caminos a rodar te echaremos

Hasta que desechando tu corteza mohosa

Nos recuerdes tu edad verde y florida.

Si en las tierras del caos y la noche,

Revueltas por los crespos elementos,

Con divino

“hágase”

Surgió del mundo real

Y corrieron los vientos, los abismos fluyeron

Y en el cielo brillaron las estrellas,

En las tierras del hombre aún es noche profunda

Y prosigue su lucha la ambición.

Pero aquí está el amor arrojando su fuego:

Emergerá del caos el mundo del espíritu:

La juventud lo moldeará en su seno

Le dará la amistad lazos eternos.

¡Oh! Ya estallan los hielos insensibles,

Los prejuicios que la luz opacan.

Alba de libertad, yo te saludo:

El sol te sigue de la salvación.

One Comment Add your own


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Páginas

Categorías

Enlaces

Meta

Calendario

septiembre 2014
L M X J V S D
« feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Most Recent Posts

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: