continuación, NIÑO REY 16-08-09

Una vez a solas, cambiaron el tono solemne a uno más familiar; y comenzaron a hablar libremente.

–                  Ambos nos equivocamos al valorar en tan poco el esfuerzo a realizar ante la resistencia que nos presentaría el miserable huérfano después de arrancarle a sus padres, sentenció Mint.

–                  Tan no lo hemos derrotado, como que se niega a aceptar tus condiciones para retirarte; a su vez tronó ella. Y después de un rato agregó: por eso es que te propongo otro plan que he estado fraguando, para deshacernos de una vez por todas de ese intruso.

–                  ¿Otro? No niego que hasta aquí nos había salido todo perfectamente. El envenenamiento del padre, sin levantar sospecha alguna, la muerte de la reina enseguida, dicen, por la tristeza; más aún no me has enterado de la verdadera causa. Sin embargo, a partir de la supuesta invasión repentina que haríamos a la villa de Hada, con el objeto de tomarla en posesión por medio de las armas; pero no contar en nuestros alcances con la férrea e inteligente defensa que el niño, en compañía de su ejército presentarían, nuestra suerte cambió.     

–                  Es como dices señor. Pero antes de exponerte mi nuevo plan, permíteme aclarar tus dudas respecto a los acuerdos que contrajimos al comenzar nuestra alianza, hubo otra pausa, luego de la cual nuevamente tomó la palabra Otanna; para hacerte de una de las últimas provincias de la región ajenas a ti, <y de las más ricas por cierto> acremente protegida por sus gobernantes, fue que coincidimos en deshacernos de los cabecillas por otros medios “alternos” –digamos- a la batalla convencional; como recordará mi señor. He cumplido mi parte íntegramente, como te consta y espero estés convencido de ello, no por mi palabra, sino por los hechos; mi hermana Bein fue la encargada de administrar el tóxico al rey Antío por varios días de modo de postrarlo poco a poco, siendo, que sin ninguna otra maniobra de nuestra parte, su misma consorte fuera decayendo a la par de él, muriendo al poco tiempo también. En cuanto al muchachuelo suponíamos lo aplastarías en cuanto tomara las riendas, y es aquí donde nos equivocamos; pero estamos a tiempo de corregir amo, si me permites intervenir nuevamente en los acontecimientos.

–                  Dime de una vez qué haremos y lo que pides además por esta otra treta.nausicaa para niño rey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Páginas

Categorías

Enlaces

Meta

Calendario

diciembre 2016
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Most Recent Posts

 
A %d blogueros les gusta esto: