NOVELA EL NIÑO REY, CONTINUACIÓN…

La novela el Niño Rey está concursando en una editorial a ver si se publica, los otros libros sí están publicados en la red, en una editorial dedicada a libros digitales.

El siguiente párrafo de la novela va así…

En seguida se acercó su más cercano colaborador e interrumpiéndolo con mucho tacto, le musitó algo al oído; Eupátor asintió con la mano pidiendo lo dejara un instante más a solas. Salió el asistente pidiendo a su vez un poco de tiempo a la concurrencia: aunque las grandes personalidades del reino estaban desesperándose por la falta de cortesía para ellos por parte del chamaco.

                   Si no fuera porque espero una gran bonanza en mis ya de por sí, prósperos negocios, a la sombra de mi muy estimado mocoso, ¡Seré inmensamente rico y poderoso! ¡Ay qué suerte! Esta es mi oportunidad, ahora sí no habrá impedimento para mis grandes proyectos: venderé sin restricciones, explotaré esas minas y a esos mugrosos de paso y de una buena vez; dejarme de tantos miramientos, que si hay derrumbes, que si se inundaron, que si se intoxicaron; ¡qué se yo!, de las niñerías que pretextan con tal de no trabajar como se debe. Pero ya les enseñaré …

                  Mi querido Alisa nunca cambiarás. Por eso me caes bien y además tengo la garantía de que a tu lado, yo también seré beneficiada. Aunque no aspiro a tanto, digamos, simplemente pido vivir con comodidad, sin sobresaltos, y dejar para mis descendientes asegurada, la misma fortuna.

                  Pues sí que se conforman con bien poco teniendo enfrente las arcas abiertas y con un niño custodiándola. A mí me llama poderosamente la corona y el cetro, es más; ¡Los quiero! ¡Qué más da! Sería como quitarle la paleta al nene.

En ese momento se escucho la voz del asistente Pako anunciando a Eupátor, el cual se encontraba de pié en el arco de la puerta principal. Eran pocos dentro de la estancia pertenecientes a la chusma, no así las personas principales de aquel lugar. Era estruendosa la ovación, los vivas, comenzó la música, los saludos; de uno en uno pasaban frente a él deseándole parabienes, larga vida. Los campesinos, las costureras, veían desde el fondo del recinto los acontecimientos, pendientes de sus señores, sus ropas, sus ademanes. Todo era felicidad hasta que se le acercó un guardia a prisa al muchacho y este salió enseguida acompañado de un puñado de los asistentes; afuera lo esperaban tropas, se unió a ellas y tomando el lugar al frente salieron de la ciudad a galope.   

 

 

 

Pronto se vieron envueltos en una batalla campal con los tromanos a campo raso. La feroz guerra se mantuvo sin tregua por varios días, apenas acampaban para descansar unas horas por la madrugada ambos bandos. Era brutal el encuentro, no habiéndolo estimado así los tromanos, tomando más en cuenta, a la hora de realizar la estrategia, la supuesta inexperiencia del “débil” rey guerrero; por ello se imaginaron con su corona en las manos pronto, y sin tanta dificultad.

                  A esto nos has traído cruel Mint, para ser la burla del territorio Zhan, cómo se estarán riendo ya a nuestras costillas todos los que oigan de nuestra ridícula lucha; pero antes de regresar a casa en la ignominia prefiero la muerte ¡Y tú vendrás conmigo!

Chou, junto con sus palabras, se siguió a los puños; yéndosele encima a su jefe, y hubiera cumplido su cometido, si no fuera porque el guardia, escuchando la trifulca adentro se metió a rescatar a su rey.

Ya un poco más calmados, y cuando llegaron otros subalternos a la estancia, Mint, doliéndose todavía, y algo maltrecho; comenzó a preguntarles a sus lugartenientes planes para poner en práctica, y acabar de una vez por todas con aquella situación.

  

 Actualización 29-12-08

 Eni, una de las principales comandantes, después de un largo silencio, fue la primera en hablar:

 

                  Señor, hay desesperación entre nuestra gente por la falta de alimento, el clima es inhóspito; pero es el orgullo el que está realmente lastimado. No alcanzamos a comprender cómo siendo mucho más poderosos física y materialmente a nuestro adversario, no hemos logrado aún ponerlo bajo nuestros pies.

Del mismo modo siguieron después otros deliberando, hasta llegar a la conclusión, haciendo arduos esfuerzos, de que lo mejor sería negociaran con Eupátor la paz. Se le propondría respetar su reino a cambio de aumentar el tributo proporcionado por los hadaninos al pueblo de Tromán, así como cederles la tercera parte de sus campos, los más cercanos a los tromanos; en cambio, tendrían protección y aliados, en caso de posibles intentos de invasiones a su provincia.

Una vez concluida la deliberación, salió Chou en su corcel para acercarse al frente de batalla y gritar hacia el lado de los enemigos, su deseo de entrevistarse con el comandante general. Se encontraban en el descanso ambos adversarios, casi oscurecía y cada uno hacía sus respectivos recuentos de daños. La guerrera Otanna escuchó, hasta el lugar donde se encontraba, a su homólogo; yendo al momento a hacerle saber su petición directamente al niño.

                  Está bien, iré.

                  Sería una imprudencia si te llegaras a presentar personalmente ante ellos. Permíteme que yo vaya en tu representación, y de todo te daré cuenta a mi regreso.

                  Me parece bien Otanna, pero que te acompañe una escolta.

Formaron cinco combatientes en sus respectivos caballos detrás de ella, y comenzó a gritar también que estaban listos para la reunión, acercándose a la vez a la orilla de combate.

Era ya de noche cuando ingresaron al bando contrario, los dirigieron hacia el interior hasta detenerse cerca de los aposentos del gran Mint; posteriormente Otanna fue introducida sola a su presencia, él se encontraba en compañía de sus más cercanos colaboradores.

                  Bienvenida seas Otanna, se apresuró a decir Eni.

                  Esperamos que Eupátor se encuentre perfectamente, continuó Mint. Pero acércate señora mía, que queremos hacer las pases con nuestro “querido hijo” ¿Sabes? Hemos llegado a la conclusión de que podemos llegar a un mejor arreglo; exponiéndole su plan a continuación. La guerrera escuchó atentamente y quedó en llevar la respuesta a la noche siguiente. Mientras, las tropas descansaron.

                  ¡No! ¡No! y ¡No! Repetía el chico, ¡Casi los vencemos! ¡Solo otro poco y los tendremos en nuestras manos!

 Actualización 5-01-09

-Así parecería amado rey, más un descuido nos costaría caro. Es verdad que tenemos ventaja al haber permanecido relativamente cerca de nuestra ciudad, y tanto los víveres como el apoyo de nuestra gente han sido una excelente ayuda; pero ellos son poderosos y ya dominan casi todo el territorio Zhan, lo interrumpió Nicole, uno de los lugartenientes de su ejército igualmente muy joven.

– Haremos lo que usted nos indique, sentenció otro de los principales comandantes; todos asintieron con él, y después de recibir las ordenes de continuar apostados y seguir atacando; Otanna le pidió por último a Eupátor, le permitiera hacerle saber a Mint su decisión, como se lo había prometido, pues estaba su palabra de por medio.

Una vez obtenido el permiso, se dispuso a cumplir con su cometido, y llegada la hora se enfiló con su escolta hacia la vanguardia; una vez cruzada la línea, la condujeron de nueva cuenta con su líder, el cual, la esperaba con menos concurrencia que la vez anterior; solo estaban Eni, Chou y otros dos jefes.

                  Dime señora ¿Qué respuesta me traes de tu rey?, le preguntó ansioso, en primer lugar, Mint.

                  Quisiera hablar a solas con mi señor, por todo le respondió ella.          

                  Está bien, convino el patriarca; y salieron los demás.

Una vez a solas, cambiaron el tono solemne a uno más familiar; y comenzaron a hablar libremente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Páginas

Categorías

Enlaces

Meta

Calendario

diciembre 2016
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Most Recent Posts

 
A %d blogueros les gusta esto: